Presione play para continuar

No tengo memoria. Suena fuerte, pero no soy un memorioso, para mi Funes es tan improbable como Ganesha. Mi primer semi nítido recuerdo es salir corriendo de la escuela y subirme cual atleta olímpico a la Renault 4 de mi viejo ante una inminente golpiza. Podría jurar que todo el camino lo hice corriendo, no recuerdo, como dije, tengo pésima memoria. Tenia 8 años.

Pero como Dios aprieta, pero no ahorca, tengo memoria musical. Esto no implica que me acuerde de las letras, la música o los integrantes de la banda, not even close; pero si,  al escuchar una canción o banda, rápidamente mi memoria lo asocia a un recuerdo. Nota importante, no es el recuerdo detallado, sino mas bien el sentimiento que la persona que lo evoca me provoca. Me explico?…escucho algo y me trae esa sensación cálida de un lindo recuerdo sobre alguien o la melancolía de haber perdido a otra.

Alguna vez discutí, me atrevería a decir que acalorada e innecesariamente (si solo pudiera volver el tiempo atrás), de que el cine sonoro era mejor que el mudo, dado que utilizaba mas sentidos. Hoy, al escribir estas líneas me doy cuenta cuán equivocado estaba, debería decirle. Nada importa si utiliza todos los sentidos, el olfato o el tacto, importa lo que despierta en el testigo del milagro, y la música es, sin lugar a duda, la mayor experiencia que un mortal puede esperar a nivel de estímulo. Nietzche dijo, sin música la vida sería un desperdicio…damn right.

El tema es que, y aquí radica mi, llamémosle tribulación, mi vinculo música/sentimiento me lleva a obviar una cantidad considerable de música, porque rehusó el exponerme emocionalmente, si señor, si señora, escucho bien…rehúso a la idea de andar exponiéndome al primer acorde a un alud de sentimientos que me agobian, sean estos buenos o malos.

El problema es que no tengo mucho lugar para correr hoy en día, me restan un par de bastiones musicales que son míos, tierras vírgenes que he guardado con recelo o conquistado antes que nadie a mi alrededor (hasta ahora), entonces puedo disfrutarlos plenamente, pero son pocos, me atrevo a decir que 3: Queen y 2 más. Me reservo la identidad de los otros ternados por precaución, no quiero ser incauto.

Intuyo que somos eso, vos, yo, él, todos, una masa de recuerdos que vibran ante el mínimo perfume, el primer acorde, aquella calle, esta película. Somos esa hoja borrada cientos de veces, donde buscamos garabatear mejor, sin poder olvidar aquellos primeros trazos.

Supongo que es justo.

Siendo así, solo me resta dar play.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s