Fantasia sin Hada y el juego de la realidad

fantasia

Reseña

Alguna vez me enseñaron que hay que empezar diciendo lo que realmente importa, y esto es, que es un libro que me gustó, donde me encontré disfrutándolo como lector y que más importante aún, sobre todo para mí en estos últimos tiempos, en donde me encontré reflexionando en muchas de las ideas que el autor nos regala.

Inicialmente el libro comienza con microrelatos que desbordan imágenes y simbología, donde el autor nos transmite ideas con tintes abstractos e inclusive mitológicos en un formato mas cercano a la poesía libre, que al cuento corto.  En “El Espectro”, donde me deleitaron las explosiones visuales que los adjetivos del autor propone, por momentos sentí cercano a Dylan Thomas, donde lo visual cobra una importancia superlativa y la interpretación del lector es todo lo que existe.

A medida que el libro avanza, y con cada adjetivo y frase que despereza el texto proveyéndolo de una extensión mayor, el autor nos permite vislumbrar sus miedos y temores ante situaciones más terrenales. Cuentos como “Oxidado”, “El Fantasma” o “Cristo de Madera” nos muestra la realidad que se impone en estos tiempos modernos, y el autor decide golpear nuestras creencias a través de preguntas y respuestas, que nos llevarás por lo religioso, lo político y lo absurdo de nuestra situación actual.

El libro avanza y nosotros también, pero ya lo hacemos con pies desnudos, con paso incierto, con inquisiciones nuevas y también con un autor que empieza a desnudar su mente y nos invita a contemplarlo de forma mas cercana, mas amena.

De la mano del autor, nos introducimos en lo que será el formato final de este libro, que no es otro que la literatura fantástica, esa forma tan amada por nuestro Borges y tan efectiva para cuestionar los cimientos de nuestra realidad de una forma lúdica, casi inocente.

Es aquí, donde encontramos cuentos como “El Paciente”, “Cuando el Sol Caía” y “Mariposa Blanco y Negro”, donde como planteaba Berkley, la realidad depende enteramente de la percepción de la misma. Estos cuentos, a mi entender lo mejor del libro, es donde podemos ver al autor alcanzar nuestras emociones, convencernos de una realidad, cuestionarnos sobre la luz y la oscuridad, llevarnos través de aparentes desiertos, ponernos la piel de un padre perdido, para después, golpearnos con finales impredecibles, melancólicos, sorprendentes.

En conclusión, es un libro sumamente disfrutable, onírico, escrito desde la sinceridad de unas manos que buscan alcanzar las nuestras para acompañarlo a descubrir los secretos de un autor del cual espero conocer más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s