#13 – ORLANDO: UNA BIOGRAFIA de VIRGINIA WOOLF

Siempre encuentro cierta inquietud a la hora de reseñar libros como este, primero porque Orlando es icónico dentro de la literatura universal, por otro lado, es un libro que tenía pendiente hacía mucho tiempo y al leerlo descubro o mejor dicho, confirmo, el porqué es icónico.

Adicionalmente, esta edición tiene la particularidad de haber sido traducida por Borges en 1939 (10 años después de publicada la obra) y la frutilla de la torta es que la edición de la Editorial Lumen despierta en el lector un respeto y admiración que hace que adentrarse en las páginas de este libro se parezca al lento y silencio andar hacia el atrio de la monumental iglesia de la literatura.

Orlando: Una Biografia es una novela que enmarcaría dentro del género fantástico donde se narra la vida de un joven que pertenece a la aristocracia inglesa y quien, al despertarse, será mujer. Esta historia abarca unos 300 años aproximadamente, donde nuestro personaje no sufrirá el paso del tiempo, pero si verá al mundo cambiar.

La vida de nuestro protagonista está narrada en tercera persona a través de la pluma de un biógrafo anónimo, sin embargo, parece más una parodia al género que una biografía, muchas veces su narrativa así como la utilización de ciertos recursos hacen que sea una historia narrada con cierta imprecisión para ser una biografía, con cierta burla.

Mentiría si dijera que comprendí la totalidad de este libro, sospecho que el alcance de esta obra es mayor a mi conocimiento actual y seguramente futuro, pero creo vislumbrar en la pluma de la autora un simbolismo extraordinario, donde nada parece librado al azar aunque por momentos así parezca.

Sin embargo hay algunos elementos de los cuales me gustaría hablar.

Se percibe en la autora el vanguardismo de su obra, no solo desde la temática abarcada, imagínense situados a finales de la década del ’20 con un protagonista que se transforma mágicamente en mujer, sino también desde su prosa.

Entiendo que la autora construye su obra sobre la base de tres ideas que parecen obsesionar a nuestro/a protagonista: naturaleza, literatura y finalmente, el “yo”. Estos tres elementos son la triada para una búsqueda permanente de LA VERDAD.

La irrupción de la racionalidad para dar paso a una devoción por la naturaleza despierta en el lector imágenes vividas, quien verá en el correr de la novela, y al avanzar de los siglos, a la modernidad y tecnología desempeñar un rol cada vez más relevante, y la oposición naturaleza-silencio se yuxtapone con urbanidad-bullicio, de forma evidente. La naturaleza parece cumplir la función de santuario, el lugar donde refugiarse para calmar el alma o buscar inspiración. El hecho de que el cambio de genero se produzca a través de un despertar onírico y no un procedimiento quirúrgico o científico, también denota, no solo fantasía, sino confianza en los azares de lo natural, de lo imprevisto e incontrolable.

Nuestro protagonista ve incompatible su status social con su devoción por la literatura, más preciso por su afición de escribir. La literatura toma un rol fundamental en la obra, nuestro protagonista, sin importar sea hombre o mujer parece arder del deseo de escribir, lo entiende en su naturaleza, inherente a su ser, sin importar condición social o género. También veremos las dificultades que surgen de su condición y la tarea de escribir, ya sea la institucionalización y nuestro deber de lo que esperan de nosotros, así como las diferencias para el acceso a los medios siendo hombre o mujer.

Finalmente y este parece ser el elemento más recurrente, esta es una obra profundamente ontológica, donde busca constantemente la definición del ser, búsqueda permanente, constante, con la única vocación de descubrir quiénes somos y creo que esto trasciende al género hombre – mujer, sino que habla del desdoblamiento de la personalidad, ¿cuántas voces parecen gritan dentro nuestro, voces distintas, distintos nosotros?.

Esta exploración parece abarcar todas las aristas elementales de nuestro ser, la libertad sexual, lo social y político, las aficiones y pasiones, llevará a nuestro protagonista desde los suburbios al lecho de reinas, y de esta intrincada y extremadamente conflictiva relación debe surgir un yo. Un “yo” que se asemeje a la verdad, a nuestra verdad.

Concluir diciendo que esta es una obra fundamental para cualquier lector parece fútil, sin embargo, me gustaría agregar dos puntualizaciones que ojalá sean útiles; por un lado, esta es una obra de relectura, al pasar la última página me encuentro volviendo una y otra vez a ellas, a aquellas páginas marcadas que me permiten seguir contemplando este mensaje que parece inabarcable, por otro lado, es una obra para comentar, no es un libro individual como puede haber otros, entiendo que este es un libro para compartir, para hablarlo, su riqueza amplia, abre, y esto es tan imperante hace 300 años, como lo es hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.