#19 – INVENTATE ALGO DE CHUCK PALAHNIUK

el

Usualmente busco ser reflexivo sobre mis reseñas, usualmente logro hacerlo, este, admito, no es el caso. No creo en fanatismos, casi en ningún caso, sin embargo tengo pequeñas excepciones, Chuck Palahniuk es una debilidad creciente a resbalar hacia el fanatismo.

Entiendo que el señor Palahniuk es en la actualidad,  una de las voces más representativas de la literatura contemporánea, parte de esto se debe a la adaptación cinematográfica de su Club de la Pelea, aunque creo que sería injusto acotarlo solo a Brad Pitt y Edward Norton.

He tenido la posibilidad de leer varias novelas de este autor y no deja de asombrarme la facilidad que tiene el autor para lograr frases tatuables – a decir verdad tengo un tatuaje con alguna frase del Club de la Pelea –, el autor tiene un poder de generar citas impactantes que es, al menos, envidiable.

Inventate algo nos ofrece la posibilidad de plantarnos en la cabeza del autor a través de relatos breves; no voy a mentir, inicialmente tuve cierto temor, entiendo difícil plasmar las ideas del autor en relatos de 4 o 5 hojas, déjenme aclararles de rotunda forma, estaba equivocado, el libro no solo no defrauda sino que cautiva.

Todos aquellos elementos que asombran de Palahniuk explotan en sus páginas, ya sean ambientes opresivos y lúgubres, ideas bizarras y grotescas o  los delirios y la paranoia, todo el abanico se despliega a través de este libro.

Pero sobretodo, y sospecho que esta es una de las características que más me gusta del autor, es que son cuentos sobre perdedores, sobre gente rota que busca, ganando y perdiendo, pero buscando con una fuerza tempestiva, con un acelerado vértigo.

Gratamente me encontré con relatos en forma de fábulas, donde la ironía y acontecimientos sardónicos embelesan a través de una ira envidiable.

“Seguramente sea el ácido, pero en estos momentos se puede ir a la mierda elegir el itinerario de empresariales. Se pueden ir a la mierda los Principios Generales de Contabilidad 301.”

Otros relatos chocan contra el supuesto buen gusto de la estética y sin embargo, no se puede apartar la vista de los grotescos acontecimientos.

“Para poner a prueba si había hecho lo correcto, Randall se puso el cañón del arma en la sien y apretó el gatillo por última vez.”

La cereza, mi cereza del libro son las referencias a sus obras más significativas, volver a ver a Tyler Durden enchastrando los siempre herrumbrados engranajes de la lógica no tiene desperdicios.

“Ese Tyler…-Preguntó Felix-. ¿Cuál es su propósito?”

Finalmente y si bien resulta una obviedad, recomiendo a todos que se expongan a este autor y estos Relatos que no podrás sacarte de la cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.