#22 – LA QUINTA ESTACIÓN DE N.K. JEMISIN

el

Sospecho que toda literatura basada en la ciencia ficción fantástica debe ser un ejercicio lúdico que refleje de forma distorsionada una posible realidad. El mundo creado por Jemisin en la Quinta Estación crea un mundo fantástico, donde la realidad se asoma entre línea y línea trazando en la mente del lector paralelismos con la cotidianidad que logra hacer de este libro una recomendable experiencia.

La historia narra la vida de tres mujeres en distintos períodos de su vida – Damaya, Sienita, Essun -. Estas mujeres tienen el don/maldición de poder  “sentir la Tierra” y por lo tanto actuar en ella. Tierra convulsa – llamada irónicamente Quietud – , causante o víctima de permanentes accidentes geográficos que ponen al mundo y sus habitantes cerca de su fin en forma permanente.

Aquellos que poseen esta cualidad se los denomina Orogenes.

“Empecemos por el fin del mundo. ¿Por qué no? Superémoslo y pasemos a cosas más interesantes.”

Dos particularidades sobre los personajes que me gustaría ponderar, primeramente la construcción de estos desde un punto de vista anatómico; la autora escapan a los convencionalismos de la belleza femenina hollywoodense y nos trae personajes de características reales que exaltan la mujer desde su virtuosismo y no su sexualidad.

“…con caderas que podrían gestar dos a dos bebes con facilidad, pechos que podrían alimentarlos también con facilidad y manos grandes y agiles. De figura recia y entrada en carnes…”

Por otro lado, los nombres, durante todo el libro la trascendencia de los nombres es fundamental y dotan de identidad y causa a los personajes.

Pero vayamos un paso atrás. Estos Orogones son capturados y llevados a entrenar al Fulcro – fulcro significa punto de apoyo de una palanca –  para convertirse en herramientas del poder central en aras de minimizar el impacto de los eventuales accidentes geográficos.

Al ingresar a esta academia, los estudiantes de primer año pierden su nombre y una vez que son considerados aptos – el resto son descartados – se les otorga un nombre. Sienita, para ejemplificar, es un tipo de piedra. Entiendo interesante esta alegoría sobre la creación de la identidad, donde el adoctrinamiento hace que pierdan inicialmente su nombre, para después otorgarles otro que condiga con su virtud como herramienta y no como ser individual.

Otro gran punto a destacar es la cosmogonía que la autora crea. La Quietud es una tierra cuyo orden político se asemeja al Feudalismo, existiendo una ciudad – Yumenes – que obra de poder central. A medida que nos alejamos de esta, pequeñas comunidades coexisten de forma rural, pero su salvaguarda depende enteramente de aquella.  La autora logra recrear un escenario que nos recuerda a las leyendas artúricas o las aventuras del Beowulf, y se exalta el mito de los personajes.

Para terminar de crear este mundo mitológico, la autora narra su historia de una forma casi oral, forma primitiva en la cual los relatos iban pasando de boca en boca. La  narración entrelaza las historias de aquellas tres mujeres a través de un narrador omnisciente y en el caso de Essun de un narrador en primera persona, que parece hablarle al personaje femenino. Esta familiaridad entre narrador y personaje da en la clave para crear en el lector la ficción de oralidad.

Finalmente la trama se desarrolla con una naturalidad asombrosa, el interés es permanente y va in crescendo  durante toda la lectura. Los personajes secundarios de la cual la autora hace uso enriquecen enormemente el libro y lo convierten en un libro de aventuras integro, sin grietas.  

Concluir que es un libro que encontré asombrosamente placentero parece una obviedad, pero me gustaría ir un paso más allá y destacar que La Quinta Estación, no solo es una de las lecturas que más destaco del año, sino también del género.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .