Noveno Circulo – hoy hablamos del Libro de la Selva de Rudyard Kipling

el

Hace tiempo que no nos vemos, pero que mejor manera de reencontrarnos que con un clásico. Hoy vamos a conversar sobre El libro de la selva de Rudyard Kipling. Publicado en 1894 y también conocido como Las tierras vírgenes, son un compendio de cuentos donde el autor cede el protagonismo a los animales, siendo la saga más conocido los cuentos asociados a Mowgli y sus diversas adaptaciones.

S: Que te pareció?

M: En líneas generales me gustó. Es cortito, pero transmite la importancia de los valores y plantea de forma súper acertada la relación que debería existir entre la naturaleza, el hombre y el resto de las especies.

S: Comparto.  Sospecho que hay mucha crítica hacia el hombre como raza, no debe ser casualidad que el único animal de la selva que no se ve contemplado en su ley sean los monos, parientes más cercanos al hombre.

M: Aleja un poco al lector del egocentrismo, de pensar que el hombre es el ser superior. Todas las especies importan.

S: Es un buen libro para generar conciencia a las nuevas generaciones sobre la importancia de la relación entre hombre y medio ambiente, no?

M: Sí. Sobre todo en La foca blanca.

S: Es un cuento un poco mesiánico creo. Una foca blanca, única, y que fue anunciada que iba a volver para salvar al resto de la raza…

M: Sí, no lo había pensado, pero sí,

S: Es un cuento que me gustó mucho, después del conocido de Mowgli, creo que fue el que más me gustó.  ¿Cual fue el tuyo?

M: A mí me gustó el de Kaa.

S: Realmente no recordaba a la serpiente así, sino más maligna. Mientras leía, pensaba que hay también una semiótica muy profunda en la serpiente y que es natural demonizarla, si bien en el cuento hay más un instinto de supervivencia que de malicia.

M: Yo también. Creo que Disney exageró. Acá básicamente su “maldad” reside en un instinto de supervivencia y  de tener que alimentarse. Pero esto va más allá del libro. La serpiente convenció a Eva de la manzana, ya desde ahí es un animal rastrero y malo.

S: Si, Disney toma el signo católico de la serpiente como antagónica del bien.

Me parece atractiva la idea, sobretodo orientado a los más pequeños, de acercarse a la lectura a través de esta clase de libros.

M: Sí, igual para los más pequeños, sin subestimarlos, tiene un vocabulario bastante rico y palabras que no son tan usadas.

S: Estamos hablando de que lo escribió a finales del s. XIX, tiene la riqueza de la época también, donde el vocabulario era rico naturalmente. Otro caso semejante y con fechas de publicación cercanas en el tiempo es Alicia en el País.

M: Ah, sin dudas. Pero digo que actualmente hay palabras que para los niños no son tan usuales

S: Creo que por eso se ha adaptado tanto el mensaje, para actualizarlo.

Para ir redondeando y no aburrir, contame una vez mas la historia de a quién le dedico el autor el libro.

M: A Josephine, la hija. El libro se publicó porque su hija mayor, la única sobreviviente, lo encontró entre las cosas del padre. Enfermaron tanto el autor como la hija de neumonía, pero ella no se recuperó.

Una historia triste, para un libro esperanzador, y que recomendamos. Van a encontrar aventuras y la familiaridad de la historia lo hace añorado, nostálgico capaz. Esperamos que puedan disfrutarlo tanto como lo disfrutamos nosotros.

Recuerden de seguir a @lecturasdeannie en IG, tiene unas fotos bellísimas como las de esta publicación, y sus reseñas son fantásticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .