Mi verdadera vocación.

el

Abruptamente, como si un halo divino bajara desde los cielos para iluminarme, caí en cuenta de que quiero ser cuando sea grande. Les digo más, me doy cuenta que llevo toda la vida entrenándome para ese momento sublime.

De niño quise ser pastor, después paleontólogo, pero había algo que no cerraba, no me sentía finalmente a gusto imaginándome diciendo el Padre Nuestro o desempolvando huesos. Sin embargo, con respecto a esta nueva vocación, me doy cuenta que es la definitiva, nací para esto…cuando sea grande voy a ser…un viejo de mierda.

Si, leíste bien, un viejo de mierda. Llevo toda mi vida hablando mal a la gente, soy osco, tengo arrugas en la frente porque siempre ando con el ceño fruncido, tengo poca paciencia, soy ermitaño, creo que tengo que tener preferencia sobre los demás vaya a uno a saber por qué…toda una vida entrenándome.

No puedo esperar a que la pelota del niño vecino pase para mi patio y con una semi sonrisa cuereársela de lado a lado, o subir al ómnibus y reclamar con malos modo el asiento o colarme en la cola del super.

Qué lindo usar los pantalones hasta el ombligo y la camisa por adentro, quiero utilizar la frase “antes no era así, todo era mejor”, quiero andar con las manitos atrás de la espalda, agarradas una con otras como meditando maldades.

Creo que voy a ser un viejo de recorrido corto también, de la biblioteca – es en lo único que no tranzo, tengo que tener una biblioteca con libros por todos lados, media oscura, capaz un globo terráqueo en el medio como para hacerme el hombre de mundo – a la plaza a tirar pan a las palomas y despotricar contra todo, que el frió, que el calor, que el ruido, que la economía, que el esmog, que la educación, que nada me venga bien…y ni dios permita que se acerca alguien a hacerse el simpático porque lo voy a sacar cortito, vengo al parque a sentarme en silencio, no a conversar.

Toda una vida vengo entrenándome, creo que ya estoy cerca de recibirme, lo siento en mis huesos, en mis cartílagos de la rodilla que ya empiezan a doler con alguna escalera…la tengo ahí, ahí, viejo de mierda….qué lindo.

Y vos, que queres ser cuando seas grande?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .