SIDI de Arturo Pérez – Reverte

Mientras leía este libro, anoté en algún papel perdido, qué es lo que hace de un hombre una leyenda?

Arturo Pérez-Reverte nos trae al siglo XXI la historia de Rodrigo Diaz de Vivar, el Cid Campeador, mitad real, mitad leyenda, mitad historia, mitad mito. El autor narra los acontecimientos del Cid, durante su destierro por parte de su rey Alfonso VI y las peripecias de aquel en la frontera de la España del siglo XI, donde cristianos y musulmanes combatían día si y día también.

Me permito la libertad de hacer un paréntesis, cuando leo, si el libro es de mi gusto, mi visión, o al menos así lo siento, tiende a sentirse en un túnel, no veo más que esas letras y siento una concentración que usualmente no poseo, las líneas del mundo real terminan desdibujándose y solo queda esas letras y yo, la audición se entorpece, y la mente se nubla para solo dar imágenes literarias.

SIDI es un libro del cual no pude escapar de esa sensación, me absorbió por completo.

Su prosa es delicada pero a su vez refleja perfectamente el que imagino era el mundo duro de campaña, la descripción del marchar de las huestes hace que sientas el ruido del metal o el olor del cuero, los escenarios bucólicos emanan un dulzor y melancolía palpable, los diálogos son magníficamente vivenciales, evocativos, y en muchos acontecimientos emocionan de forma que no preví.

El autor logra no solo una novela sublime, sino que traza los lineamientos de un manual de estrategia y liderazgo. Encontré difícil no emocionarme ante los eventos que rodean la guerra, la hermandad y amistad, el honor, el romper de los cuerpos en las embestidas, la melancólica soledad del recuerdo familiar.

Entiendo virtuoso la construcción que el autor hace del héroe, siguiendo los canones de la Edad Media, Arturo Pérez-Reverte nos entrega a un héroe medido y sabio, pero que no duda un instante si tiene que entregar su cuerpo. Nuestro héroe no le falta espíritu guerrero o inteligencia militar, pero se maneja con una mesura y tranquilidad pasmosa, con una frialdad implacable, y esto se transmite en cada hoja de la novela. Arturo Pérez-Reverte se toma su tiempo para construir sobre la arena movible de la historia, el retrato marmóleo del héroe.

Es acogedor también, percibir a través de recurrentes recuerdos, un aspecto más psicológico del Cid. En la Edad Media, los personajes hablaban a través de sus acciones, todo pasaba fuera del personaje, todo era exterior. La novela moderna y en este caso el autor, nos permite adentrarnos en aspectos más psicológicos del personaje, nos acerca a su lado más íntimo, a sus recuerdos, a sus miedos. La permanente presencia de su familia a la distancia, le da al personaje una sensibilidad admirable, sospecho difícil terminar el libro sin sentir un profundo apego por nuestro héroe, me atrevería a decir que un profundo respeto.  

Este libro es un gran libro, un libro que emociona y enaltece las virtudes de aquellos caballeros que con sangre y sudor pelearon y murieron y mataron y vivieron. Es un libro que enaltece las virtudes humanas, tanto como puede envilecerlas.

Al principio de esta reseña les preguntaba qué hace una leyenda, mi respuesta, ojalá no equívoca, es esta: las leyendas se construyen en la boca y puño de aquellos que saben contar historias y por Santiago y Castilla, Arturo Perez-Reverte sabe contar historias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .