NOVENO CIRCULO – Leemos Amigo Imaginario de Stephen Chbosky

el

Este mes leemos con Mariana (@lecturasdeannie en Instagram) Amigo Imaginario del autor Stephen Chbosky quien escribió también Las ventajas de ser invisible.

S: Mariana, contanos qué te pareció el libro.

M: En líneas generales me gustó la historia porque me gusta como él la contó. Y en el 90% de las veces para mí el cómo está escrito puede salvar un libro.

S: Me parece interesante esto que decís. ¿Priorizas la forma de la narración sobre la trama?

M: La mayoría de las veces sí. Es que pensé que en realidad la historia puede ser súper simple, con personajes que no son tan profundos y por ahí el narrador te cuenta todo de una forma que te hace seguir leyendo. Me pasó con Peter Pan, por darte un ejemplo. Si vamos al caso la historia es bastante sencilla, pero el narrador es magnífico. ¿Vos qué priorizas?

S: Me cuesta mucho pensar en un libro cuya trama no me atrape, más allá de su construcción formal, de su forma de estar narrado. Me parece que estamos cayendo en la vieja discusión de “sustancia o forma”. Por ejemplo, Saramago hace un uso extraño de la puntuación en sus libros, muchas veces dificultando su lectura, sin embargo sus historias son maravillosas. No sé si podría definirme por una u otra. Si creo que es necesario que la historia cuente con un “algo” que te permita llevar adelante la lectura y este lo tiene.

M: Sí, puede ser. Chbosky tiene ese algo, porque la historia empezó bien. El prólogo me pareció magnífico. Pero se desinfló un poco, ¿no?

S: Dentro de las críticas que tiene el libro, hay una de Joe Hill -el hijo de Stephen King- que pone que si no te enganchas en las primeras 50 páginas tenes que revisar tu capacidad de asombro. Creo que acierta plenamente en eso, el libro arranca con un vértigo que necesitas saber qué pasó y qué va a pasar.

M: Sí, el prólogo y los primeros capítulos están buenísimos. No te dan tanta información, te meten un poco de lleno en la historia. Pero después hay unas 200 páginas que, para mí, sobran.

S: El comienzo del libro, para mí, recoge toda la tradición del terror más clásico. El uso del niño como un canalizador entre el acá y el allá, lo ilusorio de la realidad y lo onírico/pesadilla y cómo parece haber una pequeña pared que separa a uno del otro. Tema que recoge Coraline de Gaiman por ejemplo.

A medida que avanza el libro, la narración toma un impasse, que creo que está en línea con lo que decís de esas 200 páginas, pero que también sospecho que el autor utiliza como recurso para ir virando la trama, porque estamos de acuerdo que comienza como una historia “normal” de terror para después convertirse en una odisea apocalíptica que nadie esperaba.

M: No suelo leer ni ver nada relacionado al terror, entonces hay detalles o recursos que no vi. De todas formas, lo sentí más como thriller psicológico que terror. Que para mí también abre otro debate -lo podemos dejar para más adelante- y es que a veces no leemos un libro o no nos animamos a X historia por el género.

De todas formas hubo ciertas “pistas” o indicios de que el libro tenía una impronta algo religiosa.

S: Hay un par de guiños al dogma cristiano que pueden ir llamando la atención, puede ser. Creo que el libro se desborda en ese momento, lo digo como algo narrativamente ponderable, no esperaba que terminara siendo un descontrol simbólico religioso.

M: Sí. Y de todas formas, al ser algo inesperado a mí me encantó. Porque cerré el libro y fue “¿cómo?”. Yo no soy fan de los finales abiertos pero este me encantó.

Hay que mencionar también que la relación/vínculo que tiene el niño con la madre es maravillosa. Creo que el autor realmente exploró el vínculo entre ambos y el amor entre ellos era casi palpable.

S: El autor hace un excelente uso de la descripción de los personajes, que si bien son “estereotipos”: anciano, madre, sheriff, todos parecen ser representativos de un sentir, es decir, son símbolos que toman trascendencia en la trama y sobretodo auguran su papel en el final.

Al principio decías que te gustó como está narrado, qué fue lo que te llamo la atención?

M: Me llamó la atención que, salvando las distancias con su libro anterior en cuanto a trama y género, el autor tiene un estilo que sigue siendo el mismo.  Se mueve con soltura en distintos géneros o registros, pero es reconocible su forma de narrar.

S: Creo que la forma de cambiar la focalización de la trama y contar siempre con un narrador en tercera persona que acompaña a los personajes y nos permite ir viendo ciertas piezas del puzzle ayuda mucho a la creación de un ambiente de tensión en el lector. Una tensión necesaria para un libro de este género.

M: Sin dudas. Eso tiene que ver con la profesión del autor, creo. Además de escritor es guionista, director y productor de cine. Y algunas partes del libro pasaban por mi cabeza como escenas de una película. Se me hicieron sumamente visuales.

S: No sabía eso, pero comparto que muchas escenas están narradas como para llevar directamente a la pantalla.

M: Es que incluso la estructura del libro te hace pensar en una película (el dividirlo en grandes partes y en muchos capítulos cortos).

S: No sería sorprendente ver adaptado el guión del libro a la gran pantalla. Creo que estaría buenísimo ver ciertas cosas y como se representan.

Creo que se nos fue medio largo, vamos dejando por aca, diciendoles que lean este libro. Entretiene y seguro algún pelo erizado les queda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .