Imagen

En esta tarde

En esta tranquila tarde, mi turbulenta alma,

en una habitación olvidada y maldita,

Dibuja tu rostro etéreo buscando calma.

Como Asterion, en este laberinto de recuerdos habito

junto a tu carmesí mirada y tus memorables labios

que persisten en convivir conmigo.

Anhelo, deseo, que la quietud de la noche me encuentre,

y con ella la piedad del melancólico sueño,

en no emitir palabras fuerte me empeño,

pero un susurro escapa para pronunciar tu nombre ante el poniente eterno.