NOVENO CIRCULO – La felicidad química.

La idea de esta sección nació en conjunto con Mariana (Annie para lo amigos) de la siempre necesaria adicción de poder conversar sobre libros, entendiendo que esto enriquece la lectura y nos ayuda a compartir ideas, o la falta de ellas.

Para sonar un poco más rebuscados, con Mariana quisimos ponerle un título a esta mesa virtual y decidimos llamarla Noveno Círculo.

Este mes decidimos conversar sobre la novela Serotonina de Michel Houellebecq y editada por Anagrama.

S: Primera pregunta y anticipo mi respuesta, en cuanto a la tapa del libro; entiendo que nos habla sobre la fragilidad de la felicidad, y el clavo, significativo para la semiótica cristiana, refuerza el sentido de sacrificio y la lucha por alcanzar aquel estado.

M: Yo la entendí como una metáfora, qué tanto puede aguantar sin llegar a “romperse”.

S: Fragilidad.

M: Si.

S: Entiendo que todo en el libro tiene un sentido, y la Editorial Anagrama es muy simbólico en sus tapas. Así como digo todo tiene un sentido, expreso el opuesto… ¿compartís conmigo que la novela busca a través de acciones y una narrativa chocante dejar en el lector un sentido de nihilismo donde el tedio parece liderar las acciones de nuestro protagonista?

M: Sí, coincido. Creo que lo más chocante es la indiferencia que transmite, el desdén, y cómo hace que como lector te lo cuestiones.

S: Me pregunto si el autor busca generar consciencia o critica la sociedad actual en ese estado de indiferencia absoluta ante el prójimo, sea este la pareja, un amigo o la sociedad.

M: Para mí es una mezcla de ambas. La crítica es innegable que está. Y no sé si la idea de generar consciencia es lo que busca, pero inevitablemente lo hace en ciertos momentos.

Todo es violento. El encuentro con el ornitólogo me shockeó y  tuve que parar de leer porque fue demasiado.

S: Comparto que fue una de más partes más chocantes, e inicialmente, parece injustificada.

Hay dos cosas que me llamaron la atención; por un lado personaje hace hincapié en reiteradas ocasiones sobre su infancia feliz, sobre padres ejemplares, creo que busca asociar la idea de responsabilidad, desligando la crianza de los actos propios

Por otro lado, a través de la narración de sus amores pasados, sospecho que el autor busca decirnos que la última salvación es el amor bien correspondido, y que el haberlo perdido, nos condena, o mejor dicho, que por no haberlo salvado, el merece ser condenado.

M: Yo pensé lo mismo. Fue un caso como contrario a la resiliencia, si se quiere.  Yo creo que buscaba perfilarse a sí mismo a través de los amores, y sí, creo que la falta de amor o de un vínculo fuerte lo “condena”.

S: Creo y seguramente me equivoco, que no es la falta de amor, sino el no haberlo conservado en sus dos grandes amores él tiene una responsabilidad directa en la pérdida y el ser responsable de esta pérdida es lo que lo hace merecedor de la miseria.

M: Sí, creo que más allá de no manifestar enojo, sabe que fue él quien en ambos casos actuó mal.

S: Hay algo que no hemos tocado del libro y parece ser un epicentro de la historia.

M: El qué?

S: Su falta de libido. Vivir sin sexo. ¿Puede ser fuente de su nihilismo o consecuencia?

M: Yo creo que es una mezcla de ambas. Porque él a veces intentaba autosatisfacerse… o sea, tenía la intención, las “ganas”, pero nunca llegaba a nada. Yo tengo otra pregunta: ¿Por qué el placer no es lo mismo que la felicidad?

S: Porque la felicidad es un estado interno, espiritual. El placer no necesariamente.

M: Él dice que en algunos momentos fue feliz. Tal vez no necesitaba el placer para eso.

S: Capaz no es necesario.

M: Creo que él no lo veía como un medio.

S: ¿Para ser feliz? Creo q no lo entendía como condición suficiente.

M: Claro. Me parece que no era tan “elevado”. O no sé. Que el sexo no era una variable tan relevante.

S: Creo que buscaba algo más espiritual y menos externo.

M: Puedo concluir que es un libro interesante y está escrito con una prosa muy particular, no todos los autores tienen la capacidad de emocionar o hacer indignar al lector. A mí me tuvo el libro con una mezcla de indignación, repulsión y asco que no sé cómo describir. Solo en algunos momentos sentí como pena o lastima por él.

S: Si bien es mi primer acercamiento al autor encontré un libro muy interesante desde su violencia narrativa, su deliberada necesidad de exponer al lector a situaciones incómodas. La trama desliza entre felicidad química y nihilismo extremo y todo en busca de ese logro final que entrevemos difícil, ser feliz.

Para finalizar la entrada de este mes, podemos coincidir que Serotonina es una lectura violenta desde su trama y narrativa, inquietante, incómoda y sobretodo, recomendable. Y así, sin más preámbulos que el cierre, vamos concluyendo la primera conversación de este Noveno Circulo con la promesa de volver y deseando escucharlos a ustedes, acercarse a participar y que esta mesa tenga cada vez mas sillas.

2 comentarios en “NOVENO CIRCULO – La felicidad química.

  1. Mar dijo:

    Me encanta cómo quedó plasmada nuestra opinión del libro, y ver bien las cosas en las que coincidimos o nos diferenciamos.
    A ver qué nos depara el próximo libro. Gracias por compartir Noveno círculo conmigo 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.